Pomerania raza de perro

Conoce la raza Pomerania

El Pomerania es una raza de perro pequeño originaria de la región de Pomerania de Europa Central. Fue criado a partir de los perros de la familia Spitz del norte de Alemania. Su nombre se origina en la ciudad de Pomerania, donde fue desarrollado en diferentes tamaños por criadores del siglo XIX.

El tamaño y la naturaleza adorable de este animal lo han hecho muy popular en diferentes partes del mundo. A menudo se los mantiene como mascotas de la familia debido a su capacidad para ser entrenados y su pelaje hipoalergénico que no se desprende. Junto con esto, tienen características únicas y adorables que incluyen una cola rizada, ojos grandes y una mordida que se asemeja a una mandíbula inferior.

Se sabe que los perros de Pomerania son inteligentes, divertidos y sociables. Tienen un comportamiento amistoso y disfrutan estar en compañía de humanos. También se pueden entrenar fácilmente con refuerzo positivo.

Pomerania oscuro

Carácter, convivencia y comportamiento

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Enseñanza:  Esta raza tiene una naturaleza bastante sin dependencia y, como varios otros miembros de el núcleo familiar Spitz, tiende a ser ruidoso, aun cuando esto podría ser controlado con un adiestramiento inteligente. El Spitz Alemán, can alegre y festivo, profesa un gran afecto a su familia; por cierto, es una de las propiedades de la raza que apunta el estándar de perfección.

El Spitz Alemán generalmente goza de la compañía de otra gente así como la de otros perros y mascotas empero, al igual que pasa con la mayor parte de las razas, debería ser sociabilizado en su adolescencia a lo largo de el proceso de desarrollo de su personalidad. 

Hablamos de una raza que goza de la compañía de los individuosintegrados los chicospor lo cual el Spitz Alemán va a estar constantemente dispuesto a sumarse a los juegos parientes

Sin embargose necesita supervisar constantemente a los chicos pequeños una vez que se hallan en presencia de perros, pues aun cuando ésta no es una raza lo suficientemente enorme como para tirar un joven al suelo, es lo suficientemente pequeña como para que un infante le logre provocar mal aun sin percatarse.

Cuidados y salud

Cuidados y Salud: Generalmente, el Spitz Alemán es una raza bastante sana que padece bastantes menos inconvenientes que otras muchas sin embargo, como tienen la posibilidad de surgir ciertos, lo mejor para la raza es estar informados sobre qué debemos aguardar. Una vez que se redactó el estándar del Spitz Alemán, se evitaron inteligentemente todos los aspectos exagerados que tengan la posibilidad de traer inconvenientes de salud, lo cual indudablemente coopera a crear, en grupo, una raza activa y robusta.

Ciertos Spitz Alemán muestran inconvenientes con la articulación de la rodilla, lo cual se sabe como luxación de la rótula. Al igual que pasa con muchas otras razas pequeñas, los Spitz Alemán pierden los dientes a una edad subjetivamente temprana.


Apariencia

 El Spitz Alemán tiene una cola establecida bien arriba que se enrosca a partir del origen y se adapta curvada sobre el dorso, dándole un llamativo toque final a esta raza ya de por sí hermosa. El Spitz Alemán Mediano mide entre 30 y 38 centímetrosaun cuando debería tenerse presente que ambas tallas de Spitz Alemán fueron tratadas como 2 variedades diferentes únicamente recientemente y, gracias a ello, las tallas no permanecen del todo estabilizadas.

El Spitz Alemán se desplaza con una marcha viva y sin esfuerzo, manteniendo la línea preeminente pareja.

El pelaje doble del Spitz Alemán se basa en un cabello interno suave y lanoso, y otro externo extenso y de textura áspera que debería ser perfectamente recto.

Las patas poseen flecos; esta área de flecos está precisamente descrita en el estándar de la raza. Y el motivo por la cual el cabello del Spitz Alemán no debería ser cortado jamás es ya que pierde sus características aislantes, por esa razón pelarlo puede elaborar el impacto contrario del que se sigue.

Cualquier raza que tenga una vasta pluralidad de colores constituye un bonito show una vez que surge en la pista de exposición, empero el Spitz Alemán es una de las más sensacionales de esa forma

Pomerania Blanco

Historia sobre el Pomerania

Historia: El Spitz Alemán tiene una extensa historia ya que, como integrante del conjunto europeo de perros spitz, sus ancestros se remontan a la era de los cazadores-recolectores de la Edad de Roca, hace unos 6000 años. En sentido general, se estima que los perros ahí encontrados eran antepasados del Spitz Alemán; la población del sitio habría eliminado en ellos, deliberadamente, el instinto de caza (mediante la crianza selectiva) ya queutilizaban más los perros caseros y pastores que a los cazadores.

Su señora era alemana y la descendencia de la pareja además casó con aristócratas alemanes, lo cual aumenta la existencia de visitantes germanos en la corte inglesa en compañía de sus perros, los verdaderos precursores del presente Spitz Alemán. Esta clase de perros era de manera considerable más grande que los que pertenecen a la raza hoy popular como Pomerania. Se relacionó profundamente con la raza e importó perros cuyo peso variaba entre 3 y 7 libras.

Por cierto, uno de los Pomerania de la reina Victoria, Gona, estuvo entre los primeros ejemplares de la raza que triunfó un premio en una exposición del Reino Unido. La reina Victoria, gran amante de muchas razas de perros diferentes, poseía un criadero de Pomerania y criados bajo el afijo «Windsor». La reina Victoria quería tanto a esta raza que aun en su lecho de muerte mantuvo a su Pomerania Turi compartiendo a cada una de horas con ella.


Lulú Pomerania

A principios del siglo XX circulaba ese hablado de «los Poms son oro» pues entonces se comercializaban por bastante más de 250 libras y, si nos atenemos a su peso, onza por onza, eran posiblemente la raza de perros más cara de cada una de.

Secundado en cierta medida por la custodia de la reina Victoria y el consecuente interés de la población en la raza, el Kennel Club Inglés reconoció de manera oficial al Pomerania en 1870 y el Club del Pomerania escribió el primer estándar en 1891. Existía mucha diversidad en la talla de los diferentes perros spitz y, al igual que pasaba con tantas otras razas, la miniaturización se favorecía en Gran Bretaña y en lo demás del continente Europeo.

En esta última, los perros acabaron por ser divididos en 5 razas diferentes: el Wolfspitz, que poseía el color del Keeshond sin embargo correspondió amás grande tamaño; el Spitz Enorme, con la medida del Keeshond empero de diversos colores; el Spitz Mediano, correspondiente a nuestro Spitz Alemán Mittel; el Spitz Diminuto, que es como nuestro Spitz Alemán Klein; y al final el Spitz Enano, que era el equivalente del Pomerania del Reino Unido.

En 1889 se estableció una separación para los perros que pesaban 10 libras y que, para 1896, se había limitado a 8 libras. Con el paso del tiempo, se perdió el interés por los perros mayores, por lo cual hacia 1909 se exigía que los perros pesaran entre 3 y 4 libras; las hembras podían ser mayores que los machos y pesar entre 5 y 6 libras. Aun cuando se les conservaba más en calidad de mascotas que como perros de exposición, las perras mayores fueron útiles reproductoras pues no tenían complicaciones en el momento del parto.

Hamilton, que casi constantemente conquistaba los más grandes lauros en la raza, el Pomerania ideal era «una brillante criaturita, resplandeciente de vida y gracia, devota de su amo o ama, con quien comparte todas sus penas y alegrías, aprovechándose de su poder perruno». Hamilton mencionaba que había conocido varios perros de esta raza casi humanos por su agudeza de percepción, perros que habían expresado a sus patrones la más intensa simpatía en instantes de tragedia.

A comienzos de los años de 1970, una admiradora de los Pomerania, Averil Cawthera, decidió implantar el Pomerania blanco y para eso importó de Holanda a Tum Tum van het Vlinderhof of Lireva («Tum Tum»), en 1975; era un perro blanco al cual siguió una hembra negra, Venestein´s Mauricia of Lireva («Velvet»), en 1976.

Raza de perro Pomerania en el jardín

Palabras relacionadas